x
-15%

Obtenga el descuento utilizando el código EARLYBIRD2020

La mejor manera de visitar la costa de Sorrento y gozar de Capri desde el mar para explorar luego la isla con su mágica belleza.


Duración
8 horas

Disponible
Todos los días

Pequeños grupos
Máx. 12 personas

Punto de encuentro
Hotel en Sorrento

Salida
10:30

Aquí está el tour que los supera a todos: serás acompañado de manera experta por este inolvidable día en que conocerás la isla de Capri. Cada rincón, cada gruta, cada tono azul y cada sonido del mar se convertirán en un precioso recuerdo para llevar a casa. A completar tu experiencia será  una parada de unas 4 horas que para explorar la isla por tierra.

Programa del tour en barco por la costa de Sorrento y Capri desde Sorrento:

  • Encuentro en tu hotel o en un punto de encuentro acordado y traslado al puerto de Piano di Sorrento.
  • Salida para Capri con navegación a lo largo de la costa de Sorrento. Durante el trayecto podrás admirar: la antigua aldea de pescadores de Marina Grande, los restos de una villa romana cerca de los Baños de la Reina Juana, la cascada natural que brota de la roca, y otras atracciones presentes a lo largo de la costa.
  • Llegada en Capri y vuelta de la isla en barco con paradas para visitar la Gruta Maravillosa, la Gruta Blanca, la Gruta Verde; a lo largo del trayecto podrás observar el Arco Natural, la Villa de Curzio Malaparte, los Farallones y el faro de Punta Carena.
  • Previstas un par de paradas con tiempo libre para nadar y hacer esnórquel, así como una pausa relajante con tapas y bebidas ofrecidas a bordo.
  • Parada de 3/5 horas para visitar la isla.
  • Salida de Capri para Sorrento con degustación de limoncello.
  • Regreso al puerto de Piano di Sorrento y traslado al hotel o al punto de encuentro.

***La parada a la Gruta Azul no está incluida en el itinerario de este tour debido al largo tiempo de espera. Todos los invitados interesados en visitar la Gruta Azul pueden hacerlo durante su tiempo libre en la isla.

El precio incluye: Traslado desde/para el hotel – Capitán profesional – Tapas – Bebidas alcohólicas y analcohólicas – Equipo para el esnórquel.

El precio no incluye: Billetes de entrada – Almuerzo.

No olvidar: Traje de baño – Toalla playera – Crema solar – Sombrero para el sol – Cámara.

Máximo: 12 personas a bordo.

Pon aquí el nombre del hotel. Nos pondremos en contacto con usted antes del tour para confirmar la hora y el lugar de la recogida . Si no has reservado el hotel o vives/habitas alrededor de aquí, añades estos detalles

Para saber más sobre tu paseo en barco...

La Isla de Capri se encuentra en el Golfo de Nápoles, a pocas millas de mar desde Sorrento y desde la Costa de Amalfi. La Isla tiene una superficie de 10km cuadrados y se divide en dos municipios: Capri y Anacapri. El centro de Capri se desarrolla alrededor de la Piazzetta, a casi 150 metros sobre el nivel del mar. Anacapri en cambio está más arriba, a 275 metros sobre el nivel del mar. Después hay dos localidades directamente sobre el mar: Marina Grande (donde se encuentra el Puerto) y Marina Piccola ( al lado opuesto del Puerto, donde se encuentran los Farallones). Para llegar desde el Puerto de Marina Grande hasta el centro de Capri el medio de transporte más cómodo y rápido es la funicular: la boletería se encuentra a la derecha del muelle de llegada de los alíscafos. En cambio para llegar desde Marina Grande directamente hasta Anacapri hay que coger el autobús desde el Puerto.
Una vez desembarcados en el Puerto de Marina Grande, se coge la funicular y se llega directamente a la famosa Piazzetta de Capri también conocida como “salón del mundo”: centro de la vida mundana local. A partir de aquí hay un montón de elecciones: se puede ir a Corso Vittorio Emanuele y continuar por Via Camerelle para disfrutar de algunas compras o simplemente dar una mirada a las escaparates de las marcas de lujo más importantes en el mundo. Para los más curiosos se puede hacer una visita al Centro Caprese Ignazio Cerio (justo detrás de la Piazzetta) para haber noticias sobre la antigua historia de Capri. Siempre caminando se puede dar un paseo por el caracterítico barrio medieval de Sant’Anna y luego llegar a la Cartuja de San Giacomo, joya medieval de Capri.
La ex Catedral de Santo Stefano es la principal Iglesia del Municipio de Capri y se encuentra justo en lo alto de las escaleras de la célebre Piazzetta. Está encerrada entre las habitaciónes en torno pero llaman la atención sus decoraciones de mastique y el maravilloso contraste que la estructura crea con el cielo. Una de las características estéticas más importantes de la Iglesia de Santo Stefano concerne las cúpulas abovedadas extradosadas de las capillas laterales que exaltan el estilo barroco de la Iglesia. Además algunas partes del suelo han sido realizadas por mármoles recuperados de las ruinas de Villa Jovis, una de las 12 villas edificadas por el Emperador Tiberio en Capri. Dentro de la ex Catedral de Santo Stefano está guardada la estatua de San Costanzo, protector de la Isla de Capri.
La Cartuja de San Giacomo es el edificio histórico más antiguo de la Isla de Capri. Fue construida en el 1372 por deseo del Conde Giacomo Arcucci en un terreno donado por la Reina Juana I de Anjou. En la Cartuja se puede acceder a través de un paseo donde al final hay la entrada con una torre fortificada. Al lado de la torre hay el pórtico de la Iglesia. Desde el 1975 este monasterio se ha convertido en sede del museo dedicado al pintor alemán Karl Diefenbach. Rodeada de una naturaleza impresionante, villas y hoteles de lujo, parece un lugar colgante en el tiempo. Actualmente se pueden visitar diferentes zonas de la Cartuja: la primera y seguramente la más importante, es el claustro grande o sea la parte central de la Cartuja que lo que antes estaba dedicada a la clausura. Aquí habían las doce celdas de los monjes. Desde el claustro grande se accede al claustro pequeño y por fin a la vivienda de la guía espiritual. Las habitaciones son amplias y acogedoras, pero tienen sobre todo una incomparable vista de los Farallones de Capri.
Otra parada “obligada” en Capri son por cierto los Jardines de Augusto, de lo que se pueden admirar los Farallones desde lejos. Los Jardines de Augusto están constituidos por una serie de terrazas floridas asomadas por un lado sobre los Farallones de Capri, por el otro sobre la bahía de Marina Piccola y las curvas de Via Krupp. En los primeros años del ‘900 el empresario alemán Friedrich Alfred Krupp solía transcurrir las vacaciones veraniegas en Capri. Krupp, aficionado de biología marina, atracaba con su velero en Marina Piccola, pero no resultaba cómodo llegar a su suite al Quisisana. Por esta razón comisionó al ingeniero Emilio Mayer una calle que desde Marina Piccola que subiese hasta la zona de la Cartuja de San Giacomo y de los Jardines de Augusto. El ingeniero cortó la roca y, superando un desnivel de casi 100 metros, construí una de las más extraordinarias calles del mundo: una serie de curvas así estrechas que parecen sobrepuestas. Hoy en día Via Krupp está cerrada por el peligro de la caída de piedras y por eso se puede admirar sólo desde los Jardines de Augusto.
Es suficiente desembarcar en Marina Grande o caminando por las estrechas calles del casco histórico para observar las casas coloradas, bajas, altas, con techos abovedados, rodeadas de buganvillas. Mirando y fotografiando esas casas te das cuenta que cada una es diferente, cada una es especial, porque cuentan una história única: la de su dueño. En Capri hay mansiónes privadas que más de otras reflejan la personalidad de su poseedor: Villa Malaparte, de Curzio Malaparte. Villa Malaparte domina la bahía de Matermania con sus paredes en rojo vivo y goza de una vista mágica: hacia el sureste se ve la Península de Sorrento mientras que hacia el sur se admiran los Farallones de Capri y el escollo del Monacone. Su forma de paralelepípedo es sorprendente y se integra perfectamente con el territorio circunstante. Al exterior, la estructura está bien conectada con el mar a través algunas escaleras que unen también la vivienda al techo-solarium, donde el escritor solía transcurrir sus días. Las paredes están caracterizadas por cuatro grandes ventanas sin marco que muestran panoramas fantásticos. Maravilloso es el hogar con fondo de cristal que deja entrever el mar justo cuando las llamas arden. Desafortunadamente Villa Malaparte no se puede visitar, pero se la puede admirar solo desde lejos. Para verla hay que recorrer el paseo de Pizzolungo y después de sobrepasar la Gruta de Matermania te la encontrarás enfrente, justo sobre el promontorio de Cabo Masullo, rodeada de pinos.
Al final de Via Camerelle, donde acaban el glamour y la mundanería de las tiendas de alta moda, empieza una empinada pero corta calle sumergida en la naturaleza quel leva en Via Tragara, la cual termina con una sugestiva terraza que es un mirador sobre los Farallones. Desde esta magnífica terraza se pueden admirar también las típicas casa de Capri encaramadas sobre las laderas, Monte Solaro y la bahía de Marina Piccola. Desde el Mirador de Tragara se llega, del caminito que costea la terraza a la derecha, al paseo de Pizzolungo que lleva hasta el Arco Natural. El Pizzolungo es un camino particularmente sugestivo, agradable en verano y espectacular en invierno. La montaña está cubierta de una multidud y silvestre vegetación y da la ilusión de estar lejos del mundo y fuera del tiempo, cuando los únicos protagonistas de la Isla de Capri eran las rocas y el mar. El trayecto tiene muchos miradores panorámicos y sigue de manera amena hasta encontrar una estrecha y empinada escalera que lleva a la Gruta de Matermania, conocida también como Gruta del Matrimonio o de Matromania. A partir de los hallazgos hechos en su interior no está claro a qué dios fue dedicada en la antigüedad, aunque es cierto el destino sagrado del lugar. Después de salir de la cueva que hay que subir unos 200 escalones para llegar a la parte superior donde, a lo largo de un camino estrecho a la derecha, se llega al Arco Natural. El Arco Natural, una increíble escultura paleolítica, es lo que queda de una profunda y altísima cavidad en origen subterránea, que después de un derrumbe, se convirtió en descubrimiento. Tiene los rasgos de un puente natural entre dos pilares de roca y su quebradura semicircular encierra un panorama maravilloso…

Paseo en barco por la costa de Sorrento y Capri desde Sorrento












[recaptcha size:compact]

Lascia una recensione








€ 89 Adultos

€75 Niños

Highlights

  • Garantizado todos los días
  • Pequeños grupos (máx 12 personas)
  • Traslado desde/para el hotel
  • Capitán profesional
  • Tapas y bebidas incluidas
Duración: 8 horas
  • Idioma: